Sistema Nervioso Central

El Sistema Nervioso Central (SNC) es como si fuese un ordenador al que llegan todos los impulsos nerviosos, para procesarlos y volver a enviarlos en forma de órdenes hacia el organismo, consta de dos partes fundamentales:

  1. Encéfalo
  2. Médula espinal

Encéfalo

El encéfalo es un compuesto de tejido nervioso que contiene de 15.000 a 33.000 millones de neuronas, está recubierto por las meninges (membranas) duramadre, piamadre y aracnoides, y que está protegido por el cráneo.

Este órgano está dividido en 3 partes:

  1. Cerebro
  2. Cerebelo
  3. Tronco del encéfalo

Cerebro

Es una masa nerviosa que tiene dos hemisferios, el derecho (procesa y expresa la información sensorial y espacial) y el izquierdo (procesa información analítica y secuencial), que están separados por una fisura pero ambos compuesto por varios lóbulos, cada uno dedicado a un proceso mental.

Cerebelo

Está en la nuca, se encarga de recibir la información del cerebro y de la médula espinal y la envía a todas las partes del cuerpo.

Se encarga de coordinar los músculos y el equilibrio, controla la respiración, la frecuencia cardíaca y la presión arterial, la deglución, la fonación, las náuseas y los vómitos, y el sistema para despertar y miccionar.

Al igual que el cerebro, está compuesto por una sustancia blanca, encargada de transportar información nerviosa, y una sustancia gris, que elabora las respuestas adecuadas a los diferentes estímulos.

Tronco del encéfalo

Es la parte que une la médula espinal con el encéfalo, además de comunicar el cerebro, la médula espinal y los nervios periféricos, controla la respiración, el ritmo cardíaco y la localización del sonido.

Médula Espinal

La médula espinal es un cordón nervioso protegido por la columna vertebral que comunica al encéfalo con el resto del cuerpo, transportando las señales eléctricas en ambas direcciones como hemos explicado.

Consta de 4 partes:

  1. Cervical
  2. Torácica o Dorsal
  3. Lumbar
  4. Sacra

Cervical

Consta de 7 vértebras cada una compuesta por 2 partes, el cuerpo y el arco neuralque protege a la médula.

Es la zona implicada en la flexión, extensión y giro de la cabeza, y en ella están los nervios cervicales correspondientes a cada vértebra: cabeza y cuello, diafragma, deltoide, bíceps, extensor de muñeca, tríceps y manos.

Torácica o Dorsal

Zona del pecho compuesta por 12 vértebras que permiten la rotación de las costillas, movimiento hacia delante y hacia atrás implicando los nervios torácicos de los músculos del pecho y los músculos abdominales.

Lumbar

Son 5 vértebras las que componen esta zona y trabajan conjuntamente con la zona sacra para permitir las flexiones hacia delante y las extensiones hacia atrás y hacia los lados, controlando los nervios lumbares de los músculos de las piernas.

Sacra

También está compuesta por 5 vértebras asociadas a los nervios sacros aunque éstas están fusionadas, que terminan con el hueso sacro o el cóccix que actúa en los movimientos y como amortiguador.

La médula se encarga de las principales funciones del cuerpo humano:

  • Transmisión y procesamiento de información sensorial y motora.
  • Reacción anticipada a situaciones peligrosas o generar reflejos.

Cualquier lesión en la médula espinal trae graves consecuencias porque implica daño en los nervios centrales del cuerpo humano, y ello conlleva la nulidad de esas funciones para el individuo pudiendo quedarse inmóvil o con algún tipo de discapacidad.

Recuerda, el sistema nervioso central es una de las partes del Sistema Nervioso , compuesto por 4 sistemas; según su anatomía, sistema central y sistema nervioso periférico, y según su funcionalidad, sistema nervioso autónomo o sistema nervioso somático.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies. ACEPTAR

Aviso de cookies