Sistema Circulatorio

El Sistema Circulatorio transporta 5,6 litros de sangre y está compuesto por el Sistema Cardiovascular y por el Sistema Vascular Linfático.

Aparato Circulatorio

Mientras que el primero se encarga de hacer circular la sangre por todo el cuerpo, el segundo conduce la linfa hacia el corazón.

Funciones del Sistema Circulatorio Humano

Las funciones principales del Sistema Circulatorio son proporcionar oxígeno de los pulmones y otros nutrientes a las células que componen los tejidos del organismo, así como transportar los desechos y dióxido de carbono que éstas producen hasta expulsarlos del cuerpo con la orina, éste intercambio lo realizan el Sistema Cardiovascular y el Sistema Linfático respectivamente.

El Sistema Circulatorio es el encargado de proporcionar oxígeno a los pulmones y otros nutrientes a las células que componen los tejidos.

Además, el aparato circulatorio también se encarga de la distribución de las hormonas por todo el organismo y de la protección del mismo, transportando en la sangre los sistemas defensivos (leucocitos y anticuerpos) que genera el sistema inmunológico, así como los ácidos y bases para mantener el pH equilibrado.

Partes del sistema Circulatorio Humano

La estructura de Sistema Circulatorio se divide en tres partes:

    1. La cardíaca
    1. La vascular
  1. La sanguínea

EL CORAZÓN

Es el órgano más importante del cuerpo humano, ya que es quien bombea la sangre al organismo para su correcto desempeño, pesa aproximadamente 280gr, es del tamaño de un puño y está ubicado en el mediastino inferior.

Su mecanismo es aspirante-impelente, es decir, cuando se contrae expulsa sangre y cuando se dilata la aspira, esto sucede en 4 cámaras que existen en su interior las aurículas derecha e izquierda (que son las receptoras de sangre) y los ventrículos derecho e izquierdo (quienes expulsan o descargan).

Se dice que es como una bomba pero en realidad está compuesto por 2:

    • La derecha bombea la sangre hacia la circulación sistémica o circuito general.
  • La izquierda hacia la circulación pulmonar o circuito menor.

LA RED VASCULAR

La Red Vascular comprende todas las arterias, capilares y venas que componen todos los vasos sanguíneos que se distribuyen por el cuerpo humano, y que son músculos tubulares elásticos por los cuales corre la sangre.

ARTERIAS

Las arterias son los conductos que transportan la sangre que sale del corazón, se ramifican en arteriolas y éstas a su vez, se hacen más pequeñas y se convierten en capilares.

CAPILARES

Los capilares son vasos sanguíneos muy finos, en ellos sucede todo ese intercambio de oxígeno, nutrientes y otras sustancias de la sangre.

Los capilares devuelven la sangre al corazón haciéndola pasar por pequeñas vénulas que al juntarse forman venas.

VENAS

Las venas se dividen en 2 tipos, las que cogen de los vasos capilares la sangre pobre en oxígeno devolviéndola a la parte derecha del corazón (circulación sistémica) y las que conducen la sangre oxigenada y rica en nutrientes de los capilares a la parte izquierda del corazón para que éste la bombee al organismo (circulación pulmonar).

LA SANGRE

Es el fluido que circula por la red vascular del aparato circulatorio, de color rojo por su contenido en glóbulos rojos, aunque en ella confluyen leucocitos (glóbulos blancos), plaquetas, agua, oxígeno, sales, proteínas… y todo lo necesario para nutrir las células del organismo.

Una vez explicado esto, veremos los sistemas que lo componen (cardiovascular y linfático) más detalladamente, aunque cabe puntualizar, que todo ello se solapa en el organismo y funciona como una unidad.

Recordar: El Sistema Circulatorio transporta 5,6 litros de sangre y está compuesto por el Sistema Cardiovascular y por el Sistema Vascular Linfático.

El Sistema Cardiovascular

El Sistema Cardiovascular es el encargado de transportar por la sangre el oxígeno, nutrientes como la glucosa, fragmentos celulares y proteicos para la coagulación… en definitiva todo el material que puedan necesitar las células para un funcionamiento y supervivencia óptimos, lo que comúnmente conocemos como circulación sanguínea.

Funciones del Sistema Cardiovascular

Además de “alimentar” a las células, el aparato cardiovascular contribuye a la regulación de la temperatura corporal dilatando los vasos sanguíneos.

Cuando tenemos calor hace que la sangre caliente vaya a los capilares superficiales del la piel y el calor salga por ella, enfriando el cuerpo; y al contrario, si el cuerpo desciende mucho de temperatura, contrae los capilares evitando que la sangre llegue a la superficie de la piel y se pierda calor, aunque también lo consigue haciendo que el corazón bombee más sangre a los órganos vitales.

Partes del Sistema Cardiovascular o Circulación Sanguínea

La Circulación Sanguínea está formada por 2 circuitos integrados en el corazón:

  1. El pulmonar (circuito menor)
  2. El sistémico (circuito general)

La circulación pulmonar es la que lleva la sangre a los pulmones para oxigenarla y la devuelve al corazón para que éste, mediante la circulación sistémica, la distribuya por todo el organismo, las dos consisten en vasos sanguíneos compuestos por arterias, venas y capilares.

Vamos a ver las partes de la circulación sanguínea y dividirlas según pertenezcan a la Circulación Pulmonar o a la Circulación Sistémica.

La circulación pulmonar

La Circulación Pulmonar o Menor sería la bomba derecha del corazón, la encargada de recibir la sangre con bajos niveles de oxígeno y oxigenarla para enviarla por todo el organismo.

VENA CAVA SUPERIOR

Es la vena principal por la que llega sangre desoxigenada, cargada de CO2 (dióxido de carbono) y de desechos metabólicos celulares de los brazos, cabeza y cuello a la aurícula derecha del corazón.

VENA CAVA INFERIOR

Es la otra vena por la que llega sangre desoxigenada, con CO2 y desechos del tórax, abdomen y piernas a la aurícula derecha del corazón.

AURÍCULA DERECHA

Es la cámara receptora de la sangre de las venas cavas superior e inferior, que se encuentra en la parte derecha del corazón.

Recibe la sangre con bajos niveles de oxígeno que le proporcionan las venas cava inferior y superior, se contrae y la expulsa a través de la válvula tricúspide hacia el aurículo ventricular derecho.

VÁLVULA TRICÚSPIDE

La válvula tricúspide es una de las dos válvulas derechas del corazón, está compuesta por tres valvas (anterior, septal y posterior) que se abren y cierran para que la sangre llegue desde la aurícula derecha hasta el ventrículo derecho, impidiendo su retorno.

VENTRÍCULO DERECHO

El ventrículo derecho es otra de las 4 cámaras del corazón, cuya característica es expulsor o descargar la sangre hacia los pulmones a través de la arteria pulmonar.

VÁLVULA PULMONAR

Es una válvula que se abre con la contracción del ventrículo derecho para permitir el paso de la sangre a la arteria pulmonar, e impedir que regrese.

ARTERIA PULMONAR

La arteria pulmonar lleva la sangre del ventrículo derecho los dos pulmones (dividiéndose en una rama derecha y otra izquierda, una para cada pulmón y bronquio) para que recoja oxígeno y elimine dióxido de carbono, este proceso se denomina hematosis y se realiza con la respiración.

VENAS PULMONARES

Una vez la sangre se carga de oxígeno y se descarga de CO2 en los pulmones, vuelve al corazón por las 4 venas pulmonares, 2 derechas y 2 izquierdas paralelas a los respectivos bronquios derechos e izquierdos.

Y ésta sangre que entra de nuevo, va a dar comienzo a la circulación sistémica, entrando por la aurícula izquierda para ser bombeada al resto del cuerpo.

 La circulación sistémica

La Circulación Sistémica o General sería la bomba izquierda del corazón que suministra sangre llena de oxígeno y nutrientes a todas las células y órganos del cuerpo humano.

AURÍCULA IZQUIERDA

Es la cámara receptora de la bomba izquierda del corazón, donde llega la sangre de las venas pulmonares, y que al contraerse envía la sangre al ventrículo izquierdo pasando por la válvula mitral.

VÁLVULA MITRAL

Esta válvula se abre con la contracción de la aurícula izquierda para permitir el paso de la sangre al ventrículo izquierdo, e impedir que vuelva.

VENTRÍCULO IZQUIERDO

El ventrículo izquierdo es la última de las 4 cámaras del corazón, que al igual que el derecho se contrae y expulsa la sangre hacia arteria aorta para que se distribuya por todo el cuerpo.

ARTERIA AORTA

La arteria aorta es la reina de las arterias del cuerpo humano, sin ella la sangre no podría llegar a todo el organismo, y es a su vez, el último eslabón de la circulación sanguínea o el sistema cardiovascular que desemboca en sucesivas ramificaciones para alimentar a todas nuestras células.

Enfermedades del Aparato Circulatorio

Las enfermedades del aparato circulatorio vienen dadas por herencia genética, sedentarismo, tabaquismo, alcoholismo, consumo de estupefacientes, obesidad, diabetes…

La mayoría de las enfermedades del aparato circulatorio se pueden evitar llevando una dieta saludable y realizando ejercicio 30 minutos al día.

Anemia

La anemia es una enfermedad de la sangre relacionada con un índice bajo de glóbulos rojos o hemoglobina, encargados de recoger el CO2 de cada célula y otorgarles oxígeno.

Ese índice puede darse por un déficit de nutrientes u hormonas, excesiva destrucción de los glóbulos rojos por tratamientos médicos o enfermedades hereditarias, y por la pérdida de sangre exagerada provocada por un accidente o trauma.

Los síntomas más comunes son la fatiga, la palidez, astenia, disnea, mareos y molestias gástricas.

Angina de pecho o isquemia miocárdiaca

La angina en el corazón NO es una enfermedad sino un síntoma que se traduce en un dolor punzante y presión en el tórax.

Se desarrolla cuando el corazón no recibe suficiente oxígeno, las células se estresan porque no les llegan los nutrientes para vivir y producen la llamada isquemia o angina de pecho, si ésta se prolonga en el tiempo y provoca la muerte celular, pasa a ser anoxia que es la necrosis celular que produce ataque cardíaco o infarto.

Varices o venas varicosas

Las varices se forman en las venas que pierden elasticidad y permiten que la sangre circule en ambas direcciones en vez de unidireccionalmente hacia el corazón.

Las venas varicosas aparecen con el envejecimiento, las paredes y la válvulas de las venas se debilitan impidiendo el flujo sanguíneo hacia arriba, lo que hace que la sangre se quede estancada y las venas se dilaten.

La obesidad, el sedentarismo, los anticonceptivos o antecedentes familiares son alguno factores de riesgo para padecer varices.

Aneurisma de la Aorta Torácica

La aneurisma torácica se da cuando las paredes de la arteria aorta se dilatan de forma anormal por falta de colágeno, se debilitan e hinchan pudiendo llegar a romperse provocando sangrado e incluso la muerte.

Pueden darse por el tabaquismo, la hipertensión o los altos niveles de colesterol, sobre todo en varones entre los 65 y los 75 años.

Colesterol

El colesterol es una sustancia cerosa y grasosa, no es mala para el organismo si se controlan sus niveles, pero su exceso combinado con otras sustancias puede adherirse a las paredes de las arterias y obstruirlas aumentando el riesgo de enfermedades cardíacas como la arterioesclerosis.

Arterioesclerosis

La arterioesclerosis la provoca la acumulación de placa en las arterias, esta placa está compuesta de colesterol, grasa, calcio y otras sustancias del torrente sanguíneo que se endurecen e impiden que la sangre circule correctamente, llegando a obstruirlas.

Ataque cardíaco

Cuando un coágulo de sangre impide el paso del riego sanguíneo en las arterias coronarias, las células del corazón mueren y se produce el ataque cardíaco o infarto de miocardio.

Insuficiencia cardíaca

Puede presentarse repentinamente o ser crónica, es una afección en la que el corazón no puede bombear sangre de calidad al organismo afectando ambos lados del corazón o sólo uno de ellos.

Existen dos tipos de insuficiencias cardíacas:

    • Insuficiencia sistólica, cuando es el miocardio el que no puede bombear la sangre correctamente,
  • Insuficiencia diastólica, cuando los músculos del corazón se vuelven rígidos y les cuesta llenarse de sangre.

Hipertensión arterial

La presión arterial es la fuerza con la que la sangre empuja las paredes de las arterias.

    • Cuando el corazón la bombea es más alta, presión sistólica.
  • Cuando descansa entre latido y latido es más baja, presión diastólica.

Cuando el bombeo ejerce demasiada presión en las arterias, éstas se hacen más grandes y se vuelven más gruesas, no vuelven a su tamaño original y permiten que pase más cantidad de sangre de la debida, aumentando la presión en ellas, lo que llamamos hipertensión arterial.

La hipertensión está familiarizada por el estrés, las insuficiencias renales, problemas cardíacos y la obesidad.

Por favor, si crees o notas que puedes sufrir una enfermedad en el aparato circulatorio, consulta con tu médico.

¿Quieres saber más sobre el Cuerpo Humano?