Pulmones

Los pulmones forman parte del aparato respiratorio, están dentro del tórax cubiertos por una doble membrana llamada pleura y protegidos por las costillas. 

Son un par de órganos huecos separados entre sí y tienen dos bronquios principales dentro; uno en el pulmón derecho y el otro en el izquierdo, el cual es más pequeño debido al espacio ocupado por el corazón; estos se dividen como las ramas de un árbol y se van disminuyendo progresivamente convirtiéndose de bronquios a bronquiolos y alveolos.  

El ser humano para poder vivir respira alrededor de entre 20.000 y 25.000 veces al día en condiciones normales, inhalamos aire que contiene oxígeno (identificado en la tabla periódica como O2) desde el exterior hacia el interior de los pulmones y exhalamos dióxido de carbono (identificado en la tabla periódica como CO2). Esta solo es una de las múltiples funciones de los pulmones.

Funciones de los Pulmones

Los órganos pulmonares tienen varias funciones entre las cuales están:

Intercambio de gases:

La función más importante de los pulmones es el intercambio que realiza entre el aire y la sangre, este increíble proceso ocurre porque los alvéolos permiten el paso de oxígeno desde el aire a la sangre y luego el paso de dióxido de carbono desde la sangre al aire. A esto se le denomina difusión simple; ya que los capilares pulmonares que rodean los alvéolos, cooperan para producir un intercambio gaseoso para que la hemoglobina desprenda la molécula de CO2 y tome la de O2.

Este oxígeno que se obtiene es imprescindible para el cuerpo, puesto que logra realizar la oxidación de la glucosa y así liberar la energía necesaria para que el mismo continúe en funcionamiento.

Filtro de agentes externos:

Los pulmones ayudan a contrarrestar la contaminación del aire a la que se está expuesto por la boca, nariz y faringe; a través de la producción de mucosidad se contribuye en la captura de partículas no beneficiosas impidiendoles el paso hasta los alvéolos. Se descontamina el aire inspirado de polvo o microorganismos.

Acciones metabólicas:

Tienen una contribución hormonal en:

  • La eliminación de moléculas bioactivas o fármacos.
  • El sistema renina-angiotensina que se encarga de regular la presión sanguínea, el volumen corporal extracelular y el balance de sodio y potasio.
  • Metabolismo hidro-mineral que participa en la regulación de la presión arterial produciendo una “enzima convertidora” que interviene en la transformación de angiotensina de la I a la II.
  •  El metabolismo lipídico por la acción del agente surfactante pulmonar que disminuye la tensión superficial del líquido por el que están recubiertos lo alveolos, facilitando la expansión pulmonar.   

Otras funciones:

Termo-regular y humectar el aire inspirado, elaboración o secreción de Iga, participación en la fonación dada por las cuerdas vocales que están ubicadas en la laringe y olfato dado por el receptor olfatorio de las cavidades nasales.

Partes

Hay 7 partes que conforman los pulmones:

  • La tráquea
  • Los lóbulos
  • Los bronquios
  • Los bronquiolos
  • Los alvéolos
  • La pleura
  • El diafragma

Más cabe destacar que la anatomía de un pulmón está compuesta además de la siguiente manera:

  •  Como órgano macizo
  • Estroma
  •  Pleura visceral
  • Tabiques conectivos
  • Árbol de tejido conectivo
  • Tejido intersticial
  • Parénquima pulmonar
  • Porción conductora
  • Bronquios
  • Bronquiolos
  • Porción respiratoria
  • Bronquiolo respiratorio
  • Conducto alveolar
  • Saco alveolar
  • Alvéolo

Enfermedades

Las enfermedades pulmonares son un problema de la salud mundial y son en una gran medida las causantes de muertes prematuras.

De cada 6 muertes, 1 es por razones respiratorias.

Las enfermedades respiratorias son la tercera causa de muerte en España, con casi 48 mil fallecidos.

Sociedad Española de Neumología – SEPAR

Describimos algunas de las más comunes:

  1. Asma: Es un padecimiento crónico del cual los tubos pulmonares que se encargan de  transportar el aire hacia los pulmones, se contraen, hinchan, irritan e inflaman.
    • Sus causas pueden ser: Causado generalmente por polvo, ácaros, moho, humo, cucarachas, perros y gatos. Aunque las personas que sufren de asma pueden sufrir ataques por motivos como aire muy frío, cuando les da un resfriado común o por infecciones virales.
    • Los síntomas más comunes son: tos intensa o leve ya sea con flema o seca, respiración difícil por la boca siendo corta y rápida, pitidos y opresión en el pecho, infecciones respiratorias, irritación de garganta u otros.   
  2. Bronquitis: Consiste en una inflamación o infección de los conductos bronquiales.
    • Causas: Es ocasionada por infecciones respiratorias, por microbios, bacterias o virus a través del aire o el contacto directo.
    • Síntomas: Sus síntomas incluyen tos con mucosidad espesa, dificultad para respirar y en muchos casos fiebre.
  3. Cáncer pulmonar: Esta enfermedad comienza en los pulmones y se puede diseminar hacia ganglios linfáticos u otros órganos del cuerpo, por un descontrol en el que las células se multiplican y se originan células cancerígenas.
    • Causas: Los investigadores han identificado ciertos factores que provocan o aumentan las posibilidades de un cáncer de pulmón, como lo son: fumar, inhalar gases tóxicos o algunos naturales como el radón, por antecedentes genéticos, radioterapias de tórax, entre otros.
    • Síntomas: Entre los síntomas están: tos persistente que va empeorando hasta ser con sangre, dolor de pecho, dificultad para respirar, sibilancias, cansancio todo el tiempo y pérdida de peso sin razón aparente.
  4. Fibrosis pulmonar: Es una afección de la cual el tejido que tienen los pulmones se vuelve grueso y duro, dificultando el respirar y posiblemente evitando que la sangre consiga oxígeno adecuadamente.
    • Causas: Sus causas por ahora son desconocidas y están siendo estudiadas.
    • Síntomas: Con síntomas muy variados, puede que la persona no sienta ningún síntoma o que se presenten sensaciones de ahogo, disnea, tos seca o con flema.  

¿Cómo cuidar nuestros pulmones?

Para mantener una buena salud pulmonar  y evitar enfermedades podemos tomar en consideración los siguientes consejos:

  1. Mantenerse hidratado: Tomar 2 litros de agua al día y estar en un ambiente con una humedad de más o menos el 45%. Esto porque la deshidratación se considera un factor de riesgo para los pulmones.
  2. Deporte o ejercicio: Mantenerse en movimiento es vital para aumentar la capacidad de los pulmones y fortalecerlos.
  3. Ayúdalos a depurarse: Para eliminar impurezas puedes respirar vapores de tés desintoxicantes naturales como eucalipto o jengibre.   
  4. Cuidar la postura: Tener una postura adecuada permite una mejor y libre respiración para que los pulmones se expandan.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies. ACEPTAR

Aviso de cookies